KALE, FUENTE DE CALCIO » Sustituto de la leche

Durante mucho tiempo nos han dicho que la mejor fuente de calcio que podemos tener los seres humanos es la leche, algunos hasta nos han aseverado que es la única fuente de donde la podemos obtener. Hoy en día esta teoría o creencia se puede obviar, porque los propios científicos han hecho descubrimientos asombrosos sobre el calcio.

Nos toca mencionar dentro de estos productos que pueden sustituir a la leche un excelente vegetal, el Kale. De este debemos resaltar que es un producto muy representativo de hojas verdes, con un cierto parecido a las hojas de cole.

El kale, rico en calcio

Para darnos una idea del aporte que nos puede dar estas hojas verdes, debemos partir de la información que 100 gramos de leche tienen la capacidad de aportar a nuestro organismo unos 113 mg del apreciado calcio, una cantidad considerable, ahora bien si consumimos los mismos 100 gramos pero de hojas crudas de Kale, el aporte sería de 150 mg de calcio.

En este punto hemos visto como algunos señalan que a pesar de esto, nuestro organismo no tiene la capacidad de absorber igual la leche que el Kale, no obstante algunos estudios que se han realizado determinan una noticia sorprendente: El calcio que se encuentra en el kale lo absorbe mejor nuestro cuerpo que el que contiene la leche.

Al final podemos concluir que al ingerir una porción de Kale conseguimos el calcio que nos proporciona la leche, pero lo cual nos podemos hace una pregunta:

¿Puede el Kale sustituir por completo a la leche?

kale-calcio

La respuesta sin duda que es NO, no podemos olvidar que el Kale contiene otro tipo de proteínas que probablemente no todas las personas las pueden consumir o probablemente le traiga alguna consecuencia el abuso de su consumo. Lo que si podemos dejar claro es que comerlas nos aporta este beneficio y si somos capaces de incorporar en nuestra dieta diaria una buena porción de este vegetal realmente será muy beneficioso.

Además no podemos olvidar que la leche nos facilita fósforo y magnesio además de calcio, lo que si podemos resaltar que esta investigación del Kale se convierte en una gran noticia para aquellas personas que sufren de intolerancia a la lactosa.

Se debe consumir el Kale crudo o cocinado

Si la intención de su consumo es proporcionar al cuerpo el calcio que requiere, la idea es consumirla cruda, sobre todo por preservar su sabor, pero adicional a esto debemos tomar en cuenta que el calcio es sumamente soluble en el agua, al momento de cocinar las hojas o hervirlas disminuirá de una manera considerable la presencia del preciado mineral en el mismo.

La recomendación es consumirlo completamente crudas o hacerle una cocción muy rápida sobre muy poca agua, de igual manera recomendamos que se ubique este producto con hojas firmes, que tenga un buen color, sobre todo intenso y completamente verdes, hay que evitar las que están amarillentas y oscurecidas.

Por otro lado hay que reconocer que el consumo del Kale nos facilita la ingesta de vitaminas como la C, K y A, además de un alto contenido en fibra y ácidos grasos Omega-3. Este vegetal representa una gran fuente para fortalecer nuestros huesos gracias a la presencia de hierro en su contenido, además de ser un excelente contribuyente para mantener nuestra piel en buen estado.

 Existen una diversidad de razones por las cuales debemos incorporar este vegetal a nuestra dieta, combinarlo con las ensaladas podría ser una de las decisiones más saludables que se pueden tomar. Una taza de este sabroso vegetal nos puede proporcionar más del 80 % que requiere diariamente nuestro cuerpo.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…