CULTIVO DE KALE » Desde el huerto a las macetas

El cultivo de kale puede ser una tarea muy entretenida y provechosa, el kale esa verdura maravillosa que tantas cosas buenas aporta a nuestro organismo , lo podemos tener en el huerto de nuestra casa, para lo cual debe estar atento a todas las indicaciones que vamos a dar en el presente artículo.

Cultivar kale

Según los expertos esta verdura se pueden dar en cualquier tipo de suelo, aunque tiene sus preferencias que en tal caso son los lugares que son más soleados, sin embargo también se puede dar en la sombra.

Una de las características importantes que debemos saber en el cultivo de kale es que cuando el clima es muy cálido el producto puede volverse muy amargo, pero en este caso lo único que debemos hacer es cubrir el suelo con un tipo de mantillo, lo cual va a contribuir a apartarlo un poco del calor, adicional a esto debemos tratar de eliminar las malezas cercanas a su cultivo. De esta manera tendremos un kale más sano y podremos aprovechar todas sus vitaminas y propiedades.

La siembra del kale

SEMBRANDO KALES

Este proceso es sumamente sencilla, la idea es cubrir las semillas que utilicemos con tan sólo un centímetro de la tierra, procurando que se encuentre húmeda, tratando de mantener durante su germinación una temperatura de aproximadamente 20 grados centígrados.

Es importante comprender que no se puede remover la tierra donde sembraste la semilla y sobre todo mantener bastante húmedo en la zona de siembra.

Si tomaste la decisión de sembrar kale debes estar tranquilo porque es sumamente sencillo lograr que se dé y las plantas solamente duran unos dos meses en madurar, eso sí debes estar pendiente de retirar toda la mala hierba que crece en su entorno.

Cosechando el kale

Cuando hacemos el cultivo de kale debemos pensar en consecharlo, es un proceso fácil y sencillo, lo único que debemos hacer es cosechar las hojas partiendo el proceso desde abajo hacia arriba.

Es importante no tardar mucho tiempo en realizar la cosecha porque cuando las hojas envejecen es muy probable que se vuelvan amargas.

consumiendo-kale

Cuando sembramos kale en macetas

Es bueno escoger una ubicación ideal para hacer este proceso, preferiblemente donde la maceta reciba de unas seis a ocho horas diarias de sol, no olvides que esta maceta no puede ser tan pequeña debe tener por lo menos un diámetro de unos 30 centímetros

Otro aspecto importante es elegir una buena tierra y temporada, preferiblemente evitando las temporadas más frías, intenta no exponerlo al sol porque su comportamiento en macetas es completamente diferente y puede marchitarse si abusamos de este.

Debemos intentar mantener frescas y húmedas las plantas, puede ser una buena idea se más constante en su riego, además que debemos tratar de mantener sus raíces frescas permanentemente.

COMO CULTIVAR KALES EN MACETAS

Plagas que atacan el kale

En todos los casos debemos tener presente que el kale puede ser atacado por una diversidad de plaga, para lo cual debemos tomar en consideración que algunas de ellas se combaten fácilmente:

Puedes evitar que se le acerquen escarabajos u otros insectos lo más práctico y fácil es cubrirlas con una red muy fina, por otro lado si la preocupación son las orugas podemos extraerlas fácilmente y utilizar algún tipo de insecticida orgánico.

Por último debemos indicarte que vas a tener que cuidarte muy bien de las babosas porque ellas están donde existe el Kale, para lo cual debes investigar un poco más sobre todo como hacer tu propio cebo para ellas.

No olvides que una de las grandes ventajas que tiene la kale que es muy fácil de sembrar y cultivar, para lo cual no tienes que contar con mucha experiencia ni dedicación para tener en tu jardín o patio esta maravillosa verdura.

Contar con unas hojas de kale fresco a la mano a la hora de hacer un zumo, una sopa o una ensalada es una gran ventaja alimenticia que podemos tener.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…