KALE O COL RIZADA » Propiedades y formas de preparar

Muchas personas que descubren todos los beneficios que nos aporta este vegetal sienten la intriga de saber cómo se puede preparar, realmente su trato se debe dar de acuerdo al gusto tenga el usuario, no obstante te vamos a brindar algunas ideas que pueden ser interesantes a la hora de adquirirlo.

Estamos seguros que llegaste hasta aquí, consciente de la importancia que tienen estas hojas verdes, con unas propiedades que son atractivas para cualquier persona, además que siempre que buscamos rebajar esos kilos de más, este vegetal puede ser una gran alternativa, utilizarlo y prepararlo correctamente nos puede dar vitaminas, proteínas y nutrientes que requiere nuestro cuerpo para estar funcional y muy sano.

Preparando el Kale antes de cocinar

Este es un paso importante que debemos tomar en consideración antes de usar las hojas en cualquier receta:

Es importante lavar cada una de las hojas con agua fría, para asegurarnos que van a estar muy limpias antes de cocinarlas.

Debemos recortar las partes duras del tallo que acompañan a la hoja, para luego escurrirlas y dejarlas bien secas antes de utilizarlas. Si deseas aprovechar la parte dura del tallo no la botes y utilízalas para incorporarlas en una sopa y hasta para hacer una buena tortilla.

consumiendo-kale

Existen diversas maneras de preparar estas hojas en la cocina, todo va a depender del uso que le vayamos a dar o la receta que pensamos seguir.

Hirviendo y horneando las hojas de Kale

Este es un proceso bien importante porque nos ayuda a mantener los nutrientes que tiene, lo única que debemos hacer es colocarlas en poca agua hervida durante un tiempo muy corto, en el caso de querer hornearlas el proceso es sencillo solamente debemos colocar las tiras de esta hoja sobre una bandeja, ponerles sal y un toque de aceite de oliva para llevarlos al horno durante unos minutos.

El Kale en las Ensaladas

La primera idea que proporcionamos es la más sencilla de todas, preparar el kale en una ensalada, siendo lo ideal escoger unas buenas hojas, recortarle los tallos gruesos, lavarlas con cuidado para finalmente cortarla en pedazos pequeños y colocarlas en nuestra ensalada preferida. Su agradable sabor y su color verde nos indican que es un excelente sustituto de la lechuga o se puede combinar tranquilamente con esta.

Si quieres un sabor ideal te recomendamos combinarlo con tomate, zanahoria y hasta pepinos, sin olvidar aliñarla un poco con algo de sal y aceite.

Otra manera que lo podemos preparar es incorporándolo a nuestras hamburguesas, sustituyendo las tradicionales hojas de lechuga. Una idea genial para conseguir que nuestro plato sea más sano es sustituir las salsas que normalmente colocamos por un toque de aceite de oliva y sal.

El kale es un buen acompañante para nuestros jugos

zumo-con-kale

Es ideal para acompañar cualquier zumo o jugo cítrico que deseamos consumir, la idea es colocar el jugo junto a unas dos hojas de kale en la licuadora y listo, tenemos una bebida sabrosa y bien nutriente.

Otra forma de prepararla es incorporarla en nuestros potajes o con las patatas, donde le podemos dar el mismo toque mágico que brinda las gotas de aceite de oliva y el punto de sal al gusto.

Adicional a todo lo descrito existen cualquier cantidad de recetas en internet y en los libros que nos permiten aprovechar todo el sabor predominante que tiene este vegetal, situándose siempre su participación en ensaladas, sopas, salteados y zumos. Algo importante que debemos tomar en cuenta es que debemos consumirla antes de los tres días después de compradas, para aprovechar al máximo sus propiedades y que se encuentre muy fresca.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…